KOKORO ABRE LOS OJOS

KOKORO ABRE LOS OJOS
Abrir la ventana, respirar hondo, llenarme de recuerdos: los paseos por Kyoto, las grullas de papel de Hiroshima, las luces de Tokyo... imágenes, aromas, colores... tengo un rostro de muñeca en la mente, coser, recortar, bordar... se llama Lolita Glamour: es mi primer broche. Cómo llamar a esto que mueve mis manos hacia algo nuevo, un impulso, un latido: es algo muy dentro, esencial, hondo... parecido al escenario, pero en pequeño, íntimo. ¿Cómo llamarlo? A mi mente vienen muchas palabras, pensadas, discernidas... No, no es eso. Una mañana me levanto y digo: Kokoro! Eso, como un latido, espontáneo. Kokoro, en japonés, significa todo eso y mucho más. Kokoro es el corazón, la esencia de las cosas, el alma. Se llamará KOKORO, mi pequeño latir, a solas, sin público.

domingo, 7 de marzo de 2010

A mi bonsay le gusta KOKORO

A mi bonsay, un ficus grandote y precioso, le han salido flores de colores, ¡qué curioso! A las plantas les gusta la música, es cierto, pero también les encantan los complementos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

kokoro